Comunicado de Pirates de l’H sobre la sentencia del PDU de la Gran Vía

Imagen propiedad de Canviem l’H

 

El pasado 13 de noviembre nos llegó una muy buena noticia, que el recurso presentado por nuestra antigua coalición de ICV, EUiA y Pirates de Catalunya, de la cual En Comú Podem L’H es el heredero, al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, había prosperado; y no parcialmente o con algunos puntos por discutir, sino totalmente. Es decir, que habíamos conseguido demostrar que el mal llamado Departament de Territori y Sostenibilitat de la Generalitat, el Ayuntamiento de nuestra ciudad y el Consorci per la Reforma de la Gran Vía en l’Hospitalet de Llobregat y Focio, S.L. no solo no tenían razón sino que pretendían cargarse el 8% del territorio de la ciudad de un golpe y con impunidad, en una operación especulativa sin precedentes en nuestro país, que hubiera comportado la degradación económica y medioambiental de nuestra ciudad, sin ninguna posibilidad de recuperación. Es decir, que tanto el Govern de la Generalitat como el Ayuntamiento habían decidido hipotecar el futuro de l’Hospitalet sin tener en cuenta la sostenibilidad, el medio ambiente y el futuro de su gente, para beneficiar a grupos económicos.

============================================

A pesar del atentado que representaba contra la naturaleza, los abogados del anterior Grupo Municipal nos alertaron sobre la inutilidad que representaba dirigir el esfuerzo por esta vía. El TSJC no tiene nada que ver con esto y lo desestimaría. Tampoco prosperaron nuestros intentos para que los otros dos grupos municipales, que también estaban contra del PDU, se añadieran para concentrar el esfuerzo. Pese explicarles nuestros temores, escogieron la otra vía, que a nosotros nos parecía inútil, o que en caso de prosperar solo afectaría una parte del proyecto, que es lo que pretendía uno de ellos, según nos dijo. El tiempo dirá si estábamos equivocados. En cualquier caso las cosas se han hecho con la mejor de las intenciones, se supone que por parte de todos.

El recurso supuso un considerable esfuerzo económico, que recayó en el sobrante del sueldo de nuestra cabeza de lista, a expensas de proyectos humanitarios que se tuvieron que abandonar. Y esta pena nadie nunca nos la sacará.

A todo esto queremos recordar que los piratas entramos en política, principalmente la municipal, para dignificarla, no por ensuciarla con rifirrafes, personalismos o pretensiones de protagonismo. Por eso no podemos aceptar ni entender que unos grupos, afortunadamente no todos, que se autodenominan apolíticos, sociales y de base, se dediquen a ningunear el esfuerzo de los demás y se arroguen su parte de éxito. También que para conseguir este objetivo, todos hemos puesto nuestro grano de arena. Nos hemos estado animando y empujando, cada cual dentro de sus posibilidades. Este éxito es de todos, no solo de unos pocos.

Tenemos que ser conscientes que no todo acaba aquí, que a partir de ahora tendremos que luchar, primero para combatir la reacción de la parte demandada, y segundo para que Cal Trabal se convierta en un pequeño paraíso natural, un parque donde nuestras escuelas puedan disfrutar de una referencia de cómo es la naturaleza de nuestro entorno. Y lo tenemos que hacer entre todos de la manera más inteligente y coordinada posible, y sobre todo sin mirar atrás. Será difícil, mucho teniendo en cuenta que el equipo de gobierno de nuestra ciudad tiene una gran carencia de empatía hacia el medio ambiente y confunde el negro del asfalto con el verde de la naturaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *